Conociéndonos un poco más

Conociéndonos un poco más

Conociéndonos un poco más

¡Hola mamitas y papitos! Hoy quiero que conozcan un poco más acerca de mí, de cómo fue que llegué aquí y la razón por la que me apasiona mi labor y con las personas que lo hago.

Como saben soy licenciada en psicología y hubo un momento muy específico el cual marcó el rumbo que tomaría mi vida profesional. Este fue cuando tuve la oportunidad de realizar mi servicio social como maestra sombra de un pequeño diagnosticado con autismo al cual le llamaré Leo. Mi función era ayudarlo a integrarse de manera exitosa en una escuela regular; apoyarlo para desarrollar sus habilidades cognitivas, sociales y emocionales. No puedo negar que al principio fue todo un reto y muchas veces me pasaba por la mente la tan utilizada frase de: “la universidad solo te prepara con la teoría, pero lo bueno es cuando sales, porque te sientes ignorante en todos los sentidos” y vaya que si me invadía este pensamiento.

Aún así, los días continuaron y habían algunos muy difíciles donde la impotencia se apoderaba de mi y bueno, no nada más la impotencia, también el calor, el ruido, preocupaciones, el problema del día y muchas cosas más que hacían que terminara exhausta, pero había una razón que me motivaba a continuar y esa razón era Leo, pero ¿por qué?

Claro que había un vínculo de empatía entre él y yo, de otra forma no hubiéramos podido trabajar, pero es algo que daba por hecho y no me había dando cuenta del impacto tan fuerte que puede tener este vínculo, hasta que un día, en medio del calor, el ruido normal de un salón, picos de ansiedad, actividades adaptadas, escuchar mil veces: Cinthya, Cinthya, Cinthya y de pronto, sin razón aparente, Leo dice: “Gracias”; en ese momento toda mi atención la tuvo él y su sonrisa, mi respuesta fue: “¿por qué? Él: “por ayudarme”.

Ese momento jamás lo olvidaré. Se quedó guardado tan fuerte, que cada vez que recuerdo este día, se me hace un nudo en la garganta porque aquello que él estaba viendo, yo lo estaba pasando desapercibido.

Éste fue mi antes y después, aquí supe que yo quería estar al lado de los niños, aprendiendo de esa capacidad de ver más allá de lo evidente, reaprendiendo a percibir desde nuestra sabiduría, aprendiendo a conectar con esa parte tan humana que a veces los adultos olvidamos, que es, valorar el significado que nos damos entre todos. Lo importante que podemos ser para el prójimo y el impacto que tienen nuestras acciones.

Ese día mi compromiso fue consciente así como lo es hasta el día de hoy.

Comentarios

  • Sin duda, un gran apoyo en la crianza de nuestros hijos

    Valeria Lopez en

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados